Jamón de bellota y otros jamones ¿Cómo diferenciarlos?

Los diferentes tipos de jamón poseen etiquetas que nos dan información importante sobre ciertas características que el producto presenta, por ejemplo, podemos hallar en ellas un mensaje que nos notifique que el jamón es de cebo, de recebo o de bellota.

Las diferencias son realmente significativas y son la causa del sabor tan especial que presenta cada tipo de jamón, de esta manera, una etiqueta que nos diga que lo que estamos sujetando es un jamón de cebo, nos estará señalando que el cerdo ibérico del que se ha conseguido este producto se ha alimentado eminentemente de piensos y cereales.

Por otro lado, se le llama recebo cuando a los cerdos se les ha proporcionado una nutrición mixta, lo que significa que primero han estado comiendo únicamente bellotas, aproximadamente 10 kilogramos al día a lo largo del período de la montanera y luego, hasta el instante en el que se sacrifican para conseguir los productos, se les administran piensos especiales que deriban de los cereales y las leguminosas, son piensos de calidad superior.

Jamón de bellota

Jamón de bellota

Por último, un jamón de bellota, como bien señala su nombre, ha sido conseguido a partir de un cerdó ibérico que se ha alimentado únicamente de bellotas hasta el momento en el que se sacrifica. Son animales que se crían a sus anchas, gozando del comestible, que abunda por excelencia, que son las bellotas.

La principal diferencia entre estos 3 tipos de jamón se puede estimar, por supuesto, en el sabor, además de en el costo de cada uno de los productos. Hoy en día aún hay quien compra un jamón ibérico y piensa que solo por esta denominación el cerdo se ha criado solamente con bellotas y al aire libre.

Típicas mentiras acerca del jamón de bellota

Hay una seria de leyendas urbanas sobre determinados productos de alimentación, incluso aunque esos productos sean totalmente geniales, y es el caso del jamón ibérico de bellota. Entre las mentiras más oídas sobre esté jamón encontramos que los cerdos ibéricos se alimentan solo de bellotas. Si bien es cierto que es la única base de su alimentación, también debemos tomar en cuenta que estos cerdos son criados en libertad, por lo que lo más probable es que también lleguen a comer algún tipo de raíces u otro elemento que consigan en su espacio de desarrollo.

Jamón de cebo

Jamón de cebo

Por otro lado, otra de las más frecuentes es decir que la única forma de saber que un jamón ibérico es de bellota es el hecho de que sea de pata negra, cuando en realidad no tiene por qué ser así. Primero, porque hay otras formas de identificar un jamón auténtico de bellota, y segundo, porque existen hoy en día ciertos tipos de jamones de imitación que no son de bellota pero tienen pata negra. Debemos tomar en cuenta que el color natural (no teñido ni modificado) de la pezuña del jamón ibérico de bellota siempre será negro.

Como vemos, para muchas personas no es fácil identificar un jamón de bellota auténtico. Quizás para quien tiene mucho tiempo conociéndolo sí, pero lo importante es tener en cuenta todas sus características para no terminar comprando el producto equivocado por no saber reconocerlo.

wpadmin