Combinaciones perfectas con jamón ibérico

A todos nos queda muy claro que el jamón ibérico nunca ha entendido el tema de las estaciones, ya que en cualquier época nos apetece disfrutar un poco de este producto. Sin embargo, hay muchas formas en las que podréis comerlo de manera creativa y combinándolo con otros ingredientes que aportarán una explosión de sabores. Seguramente os sorprenderéis al pensar en el jamón ibérico combinado con alguna fruta, pero es precisamente de eso de lo que vamos a disfrutar ahora, porque combinar el sabor fuerte del jamón con una deliciosa sandía es definitivamente una decisión muy acertada.

El primer plato que podéis preparar con estos ingredientes es un pincho de sandía con jamón ibérico, y para ello solo váis a necesitar un poco de pan, tomates cherry y por supuesto jamón ibérico de bellota y sandía. Principalmente debéis cortar el pan en cuadros medianso y tostarlo, la idea es que quede muy crocante. Una vez que lo tengáis listo, váis a poner unas lonchas de jamón ibérico encima de cada rebanada. Si os da problemas cortar el pan siempre podréis comprarlo cortado.

Ahora cortad la sandía en trozos y lo colocaréis sobre el pan y el jamón. Por último agregaréis el tomate cherry encima de cada rebanada. Para que os sea más fácil de sujetar, podéis utilizar palillos para atravesar cada capa desde el pan hasta el tomate y así no terminar haciendo un desastre al comerlo. Si deseáis que tenga vuestro toque personal podéis agregar otro ingrediente de sabor fuerte de vuestra preferencia y quedará perfecto.

El siguiente plato es una brocheta de sandía con jamón ibérico de bellota. Para esto la idea es preparar la brocheta con frutas y jamón, sí, todo junto, aunque parezca una locura, pero ya comprobaréis queda increíblemente bueno. Sólo váis a necesitar en este caso el  jamón ibérico y la sandía, un poco de aceite de olvia y unos cuantos palillos largos.

Brochetas de jamón ibérico y sandía

Brochetas de jamón ibérico y sandía

Es importante que sepáis que para que esta recetaquede realmente bien, vuestra sandía debe estar bien fría. Ahora, sería ideal tener un “saca bolitas”, este artefacto con el que podemos cortar las frutas en pequeñas bolitas, pero si no lo tenéis en casa, simplemente intentad que la sandía quede cortada en cuadrados pequeños, para poder introducirlos en el palillo sin problemas y que además no se vea grotesco.

Luego cogeréis el palillo e ir colocando trozos o bolitas de sandía con cuidado, podéis poner todos los trozos que queráis, porque luego váis a tomar una loncha del jamón de bellota y envolver toda la brocheta con ella. Por último colocaréis las brochetas sobre un plato y rociaréis cada una con un poco de aceite de oliva.

Aquí podéis ver que estas recetas son muy sencillas y no requieren que seáis expertos en el mundo culinario, simplemente hace falta querer disfrutar de una buena combinación de sabores y compartir con quienes queráis. De hecho, estas recetas pueden salvaros de apuros si tenéis una reunión y queréis luciros con algo especial y diferente.

 

wpadmin